Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa
Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa

Ollin: eterno temblor

Es imposible borrar de la mente lo que ha sido tatuado en el alma…

y para lo cual ofrendamos la piel.

¡Hugo y yo nos hemos hecho un tatuaje! Uno repleto de simbolismo. Un glifo antiguo mexicano: Ollin.

Ollin

En la cultura mesoamericana prehispánica, Ollin es uno de los símbolos más poderosos y complejos que existen. Representa el movimiento eterno y cíclico del universo.

Ollin puede traducirse como ‘terremoto’ o ‘temblor’. Los aztecas creían que la humanidad sería nuevamente devastada por un sismo. Pero no solo tiene connotaciones destructivas. También simboliza la dualidad divina y la unidad que emana de ella como principio creador.

El glifo tiene cuatro brazos que enmarcan un espacio redondo, «el sol del terremoto» o quinto sol, época en la cual nos encontramos en la actualidad. Asimismo es el punto en que se une la tierra con el cielo, o lo humano con lo divino. Estos brazos marcan los cuatro rumbos del cosmos y los cuatro soles (eras) anteriores en las que ha perecido el ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *