Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa
Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa

El trabajo en España es una mierda

Reza el titular de El Confidencial:

Los españoles que volvieron de UK quieren irse otra vez: «El trabajo aquí es basura»

Por cada español que regresó de Reino Unido el año pasado, tres hicieron la ruta inversa. La generación de la crisis vuelve a casa y se encuentra un panorama peor del que esperaba

Y los que volvimos de Alemania, igual. Llevo poco más de un año en España y ya he tenido muy malas experiencias con varias empresas o pseudoempresas. No solo sueldos bajos, sino que te paguen (¡y suerte de que paguen!) con dos meses de retraso (y aún estoy esperando la nómina de junio y el finiquito, casi suplicando que me ingresen el dinero); y porque me fui de la empresa para no agrandar más el problema, pero otra gente se quedó y a ellos les deben seis meses de sueldo y a algunos más. Pero ahí siguen, por alguna misteriosa razón no salen a buscar otra cosa mejor (o peor). ¿Se puede aspirar a pagar un alquiler así, se puede aspirar a algo?

También ahí están las mentiras, como que iba a sustituir a un compañero que estaba de baja para largo, y resulta que a ese compañero ya le habían despedido durante la baja antes de que yo empezara. O que la empresa se esté mudando delante de nuestras narices a otro pueblo lejos y no se nos diga nada a los trabajadores, sabiendo, además, que algunas no tenemos coche y dependemos de buses y trenes; solo cuando una compañera preguntó al gerente, delante de gran parte de la plantilla, cuándo pensaban mudarse, no le quedó más remedio que contestar que para dentro de dos semanas. ¡Aja!

O estar sin contrato un mes, y porque insistí durante todo ese mes (hay que ser cansina) para que me lo hicieran; quien no insistió, ahí estaba durante mínimo, que yo sepa, tres meses sin contrato, trabajando seis horas al día y recibiendo una limosna en negra mano. O que el encantador de serpientes nos embauque para estar trabajando el doble de horas, 20 semanales en mi caso, por el mismo sueldo, de 10, a lo cual yo no accedí y le sentó fatal y me dijo algo así como que entonces hay que ver cómo va a seguir la cosa… Etc., etc.

Yo no volvería a Alemania ni me iría de mi país por el trabajo, pero como no espabilemos los españoles, nos va a ir peor. Ya no solo son los jefes cabrones y sinvergüenzas que se aprovechan, sino los trabajadores que se quedan y aguantan. Existen sindicatos que aconsejan gratuitamente, existen los inspectores de trabajo. «María, no denuncies, que Santander y Cantabria son muy pequeños…» Uy, qué miedo. El malestar lo tendrían que sentir esos mal llamados gerentes, no sé cómo tienen escrúpulos para dormir por las noches, irse de fiesta o a cazar.

Pero también existen por ahí negocios que respetan y hasta valoran a sus trabajadores y gente honrada con la que formar equipo. Hay que encontrarles, hay que salir a buscar otro puesto, moverse, no conformarse con una mierda. Incluso atreverse a emprender… Aunque eso es otro tema… No perder tiempo. A pesar de tener que cambiar tres veces de trabajo en un mes; a pesar de que te vayas al segundo día de un trabajo. ¿Para qué gastar todo el mes para comprobar si te pagan, cuando ya el segundo día entra a la oficina una exempleada a la que no le pagaron las dos semanas que estuvo y que va detrás del gerente, el cual ignora mensajes y llamadas y nunca está? Gerente, el cual no se presentó ni al primer ni segundo día para hacerte el contrato, ya que no tenía «tanta prisa», todo por mensajes y audios de WhatsApp, quien no sabía si los 1000 iban a ser brutos o netos, y… ¡Adiós!

Con o sin experiencia en el extranjero, con o sin carrera universitaria o idiomas, tengamos un poco de dignidad como personas que ante todo somos.

https://www.elconfidencial.com/espana/2019-07-18/fuga-cerebros-reino-unido-empleo-997_2132339/