Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa
Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa

Citas

Nuestras mascotas son las más grandes maestras del amor incondicional: lo único que piden, a parte de comida por ser unas glotonas, son mimos. Y reclamando estos afectos es como más nos los dan a nosotros. Y ya está. No hay nada que explicar, ni que argumentar.