Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa
Soy filósofa de mi propia existencia, es decir, poetisa

Citas

Una selección de algunas de mis reflexiones breves

El miedo es ilusorio: nos proyecta la fantasía de un futuro que aún no existe, mientras nos entorpece el ingenio de crearlo.
Todos podemos vivir esa vida que soñamos, pero nos dejamos arrastrar por los miedos que nos han impuesto y que hemos creído que son de verdad. Si esos miedos ajenos apropiados son verdad, cuando en realidad son una fantasía, también puedo convertir mi fantasía en verdad.
Si fuéramos perfectos no podríamos valorar los logros al alcanzarlos, así que no seríamos del todo perfectos.
Todo es a un tiempo, ya que no existe un fin último ni primero.
Los poemas son hijos de puta de muy distintos padres: miradas, susurros, la luna, su caricia.
Una imagen vale más que mil palabras, pero un poema vale más que mil imágenes.
Antes creía no saber nada. Ahora sé que no creo nada.
El sentido de nacer es tener sentido.
La meta es el camino y el camino la fuerza.
La belleza es la fuerza más monstruosa en el universo.
Estar es un simple ser con la capacidad intuitiva de llegar a ser quien siempre se ha sido.
La poesía es crear universos nuevos con leyes físicas propias con la materia ya conocida. La poesía no se limita a decir lo que es, sino que crea una nueva realidad para ese ser.
La noche es lo más parecido que hay a la poesía, pues es en la nocturnidad donde se pueden ver algunas luces ocultas por la sobreexposición de luz.
Nuestras mascotas son las más grandes maestras del amor incondicional: lo único que piden, a parte de comida por ser unas glotonas, son mimos. Y reclamando estos afectos es como más nos los dan a nosotros. Y ya está. No hay nada que explicar, ni que argumentar.
La dignidad es necesaria, pero el orgullo corrompe a las personas. Las corrompe porque las aleja de enfrentarse a sus propios miedos a no ser aceptadas y a quedar en ridículo. El orgullo no quiere que la brújula de la conciencia sea libre de medir el término justo por el que las personas se tratan con dignidad a sí mismas y a los demás, esto es, respetando, y abre fuego contra esta verdad que le mataría.